Estudio de Coordinación de Protecciones

Existen tres aspectos a considerar al realizar un estudio de coordinación de protecciones: seguridad, protección de los equipos y la selectividad de los dispositivos de protección. Los requerimientos de seguridad se satisfacen si los dispositivos de protección están dimensionados para conducir e interrumpir las corrientes de las cargas máximas y soportar e interrumpir las corrientes de falla máximas. Las metas de protección se satisfacen si los dispositivos de protección se fijan para operar por encima de condiciones de carga normales y por debajo de las curvas de daño de los equipos. Los objetivos de selectividad se satisfacen si durante una falla o sobrecarga del sistema, se aísla del sistema una cantidad mínima de equipo eléctrico.

Los propósitos de un Estudio de Coordinación de Protección son:

  • Especificar correctamente los dispositivos de protección (relevadores, fusibles e interruptores) para proteger el equipo de distribución.

  • Calcular la unidad de disparo de los interruptores y los ajustes de los relevadores de protección para minimizar el daño del componente fallado y remover selectivamente el dispositivo fallado del sistema de potencia.

  • Asegurarnos que los dispositivos de protección no operarán bajo condiciones de carga normales.

  • Generar las curvas de tiempo-corriente (TCC) necesarias para realizar el estudio de riesgo de arco eléctrico del sistema de potencia.